Chromebook, ya a la venta

Chromebook, el ordenador diseñado para Chrome OS, el sistema operativo en la nube de Google, ya está a la venta. Su precio es de u$s500 la versión WiFi y u$s630 la versión 3G.

Aunque todavía no se puede adquirir, en Pixmanía ya tienen una página dedicada al Chromebook. En ella pueden verse algunas de sus características, como el tiempo de inicio del dispositivo, que es, según aseguran, de ocho segundos. Otra de las ventajas del sistema operativo en la nube es que un usuario puede acceder a sus archivos desde cualquier dispositivo.

En Argentina, por el momento, no están disponible. En la página italiana de Pixmanía sólo aparecen los portátiles de Samsung (a precios de 399,60 y 449,60 euros), pero en Amazon se pueden encontrar también los Chromebook de Acer, bastante más baratos (la versión 3G cuesta 429 dólares).

¿Suficiente para ser tu ordenador principal?

Las especificaciones técnicas del Chromebook de Samsung demuestran que no es necesario un equipo muy potente para trabajar con un sistema operativo basada en la nube como es Chrome OS. Sin embargo, aún cabe preguntarse si es útil como ordenador principal de la casa o si es un mero complemento. Por su precio se puede comprar un Windows PC de gama baja o un buen notebook, que permiten disponer de muchas opciones (no todas por su capacidad) al estilo tradicional, descargado e instalado.

Para el uso de aplicaciones el Chromebook puede ser más que suficiente. Dispone de todo el set de Google Apps Suite, entre las que se encuentra Google Docs: procesador de texto, presentaciones, hoja de cálculos, etc. Una gran parte de las funciones de Microsoft Office está cubierta. Pero también otras utilidades para empresas que permiten aumentar la eficiencia en la gestión de equipos. Aunque sea más escaso en funciones, está siempre conectado a la red y facilita el trabajo compartido.

El problema llega cuando se buscan el resto de funciones que no están en Google Chrome o disponibles directamente a través de la red. Para esto será necesario recurrir a más aplicaciones. La Chrome Web Store lleva meses abierta, pero no ha sido un éxito ni de ventas ni de contenido. Si la demanda estimula la oferta de apps, podrá comenzar a copar nuevas necesidades. Si no, dejará a los usuarios de este portátil sin equipamiento.

En cuanto a su adaptación a la nube, cabe recordar que el Chromebook no necesitará estar siempre conectado a la red. Si corta la conexión se podrá seguir trabajando y después, cuando vuelva a tener conexión a Internet, se actualizará automáticamente. Este ‘modo offline’ llegará durante el verano.

Como siempre, cada cual debe escoger qué necesita en cada ocasión, una respuesta que encuentra preguntándose qué necesita realmente y cuánto quiere gastar.

Anuncios