Cómo los smartphones están cambiando la forma de hacer negocios

En el terreno del e-commerce, muchas de las novedades que se van introduciendo no son más que modas, como el vídeo marketing del que se esperaba que sustituyera a los contenidos escritos, pero que terminó por olvidarse. Pero hay otras cosas que llegan para quedarse, y las aplicaciones de negocios para smartphones parece que están listas para cambiar las reglas del juego.

 

Hay diversos estudios que corroboran esta afirmación. Entre la enorme cantidad de aplicaciones que están apareciendo hoy en día para el mundo de los negocios, sobretodo para BlackBerry, un terminal principalmente profesional, las empresas están buscando la mejor aplicación que trabaje para ellas. Además, los consumidores están pendientes de toda la atención que se está poniendo en crear vías para que puedan comprar a través de sus dispositivos móviles.

 

Según diversos estudios de Compete y comScore, el movimiento en torno al marketing móvil y las compras que se están haciendo a través de estos dispositivos son suficientes para afirmar que se está convirtiendo en una tendencia cada vez más asentada. Pero aunque las compras online sean cada vez mayores, esto no indica que la gente compre de forma frívola. De hecho, la gente está comprando más productos de alimentación que nunca a través de sus smartphones, más allá del uso de los móviles como tarjetas de crédito o débito.

 

En Estados Unidos existen 74 millones de usuarios de smartphones, según los datos de comScore, y hay que tener en cuenta que hay algunos que hablan y escriben con ellos, pero otros ya ven el valor que tiene utilizarlos para comprar lo que necesitan. Pero, aunque lo utilicen para entretenerse o para comprar, su principal preocupación es la seguridad. Ya estén hablando, escribiendo o comprando, son muchos a los que preocupa qué ocurriría con sus transacciones si perdieran el móvil después de haber realizado un pago.

 

Pero para los anunciantes, aunque la tecnología pueda haber cambiado la forma de hacer las cosas, el objetivo es el mismo. Al mismo tiempo, tienen que recordar que los nuevos consumidores necesitan animarse con iniciativas interactivas más a menudo más allá de las campañas de social media.

 

Anuncios